Connect with us

Ciencia

Quitaron licencia enfermera británica que dijo que los vacunadores eran “escuadrones de la muerte”

Kate Shemirani fue eliminada permanentemente del registro de enfermeras del Reino Unido por sus comentarios incendiarios y falsos sobre el COVID-19

Una enfermera anti-vacunas del Reino Unido que obtuvo gran popularidad durante las primeras etapas de la pandemia del COVID-19, ha sido sancionada por sus posturas extremas que no solo comparaban los confinamientos y cuarentenas con el holocausto Nazi, sino que asemejaban a los doctores que aplicaban las vacunas con “escuadrones de la muerte”.

Kate Shemirani, de 54 años y madre de cuatro, fue suspendida en julio del año pasado del Consejo de Enfermería y Partería (NMC) del Reino Unido, por difundir “propaganda distorsionada” sobre la pandemia. En ese momento también le fueron suspendidas sus redes sociales.

Pero ahora el Comité de Aptitud para la Práctica del NMC ha dictaminado que su mala conducta fue tan grave que Shemirani debería ser eliminada del registro de enfermería de forma permanente.

La enfermera no solo usó sus redes para difundir información falsa, sino que se convirtió en una activista del movimiento antivacunas y anti COVID del Reino Unido, participando en protestas masivas contra las restricciones impuestas para el control de la pandemia junto con otros conocidos conspiracionistas ingleses como David Icke y Piers Corbyn.

Entre las actuaciones graves de Shemirani estuvo promover que los síntomas del virus eran causados por la tecnología 5G, y que las vacunas fueron “apresuradas” porque tienen el objetivo de matar a grandes cantidades de personas como una forma de control poblacional.

De acuerdo con el comité, la mujer empleó un “lenguaje incendiario y despectivo”, afirmando que las enfermeras eran cómplices del genocidio, que los equipos de vacunación deberían ser rebautizados como “escuadrones de la muerte”, y que el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS) deberían ser renombrado como el “nuevo Auschwitz”.

En su fallo, el presidente del panel encontró que la Shemirani “intentó alentar a las personas a actuar en contra de las directrices de salud pública emitidas por el gobierno del Reino Unido al difundir esta información a través de plataformas de redes sociales y en eventos públicos”.

El panel escuchó que Shemirani se unió por primera vez al registro de NMC en junio de 1986 y anteriormente había trabajado en el NHS, pero ahora se describe a sí misma como una “enfermera de práctica estética”.

El NMC recibió un “número significativo de referencias” sobre su conducta el año pasado cuando se convirtió en una activista, oradora y promotora líder contra las vacunas y la existencia de Covid-19.

Usó su marca de redes sociales ‘Kate Shemirani – Natural Nurse in a Toxic World’ para difundir sus peligrosas opiniones, a menudo refiriéndose a sí misma como una enfermera titulada y vistiendo un uniforme de enfermera en sus videos.

El panel la escuchó describir las máscaras faciales como “trapos sucios” y “bozales”. Afirmó que “no detienen los virus” y que “usar una máscara enferma gravemente a la gente y aumenta el riesgo de bacterias y el riesgo de infecciones”.

Según ella, los ingredientes de las vacunas incluyen “acetona y tejido celular fetal abortado que se convierte en cáncer”.

Entre otra información falsa y potencialmente perjudicial dijo que el virus del VPH “mata a las niñas en el acto” y describió las vacunas Covid-19 como “francamente mortales”, y agregó que “no hay COVID-19 más que el que está precargado en una jeringa”.

Desde entonces, sus cuentas de redes sociales con Facebook, Twitter, YouTube e Instagram han sido bloqueadas, pero el panel escuchó que ella continuó publicando contenido y funciones similares en las cuentas de otras personas en otros sitios de redes sociales como Telegram, BitChute y Brighteon.

La popularidad de Shemirani fue tal que llegó a ser entrevistada en las principales redes de medios nacionales como una líder ‘anti-vacunas’, incluso en BBC One Panorama, Sky News e ITV Wales

Su entrevista con Sky News, en la que dijo que “nunca se ha demostrado que ninguna vacuna sea segura y ninguna vacuna ha demostrado ser efectiva”, todavía está disponible para ver en YouTube y ha recibido más de 200.000 visitas.

En una manifestación masiva de negacionistas del coronavirus en septiembre, la exenfermera titulada ordenó a sus seguidores que se enfrentaran a la policía antidisturbios.

Shemirani calificó a los agentes de policía de “perros sucios” y se burló de ellos por llevar máscaras faciales antes de que estallaran los problemas en Trafalgar Square de Londres.

El la mujer de 54 años, quien estuvo a cargo del micrófono en el evento, instó repetidamente a los manifestantes masculinos a enfrentarse a los grupos de policías en la plaza.

En julio pasado se celebró una audiencia provisional del NMC en donde compareció Shemirani y su representante Mark Steele, otro conocido conspiracionista británico.

Allí, tanto ella como su apoderado reiteraron sus afirmaciones sobre las antenas 5G como causantes de los síntomas del virus y atacaron a los panelistas y la comunidad médica por rehusarse a aceptar las “pruebas” de sus afirmaciones.

La mujer incluso llegó a afirmar que tenían pruebas para demostrar la relación de la NMC con una “agenda terrorista para cometer genocidio”, acusando la “nazificación del NHS” y señalando al personal médico de ser “enfermeras y médicos del Tercer Reich”.

El panel dictaminó que la aptitud de Shemirani para ejercer como enfermera titulada se vio afectada tanto por motivos de protección pública como de interés público y la eliminó del registro.

Conecta con Enfoque Now en todas nuestras Redes Sociales:

Encuentra más notas como esta aquí: MUNDO

Sigue leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement