Connect with us

Mundo

Ataúd se cayó del auto fúnebre y quedó abierto en plena calle de Neuquén

La cooperativa que estuvo a cargo del traslado lamentó lo sucedido y explicó que el accidente ocurrió por el mal estado de la calzada

ataúd

En la provincia de Neuquén, decenas de conductores fueron testigos de un hecho insólito cuando se encontraron en mitad de la ruta 22, en la localidad de Senillosa, con un cadáver tirado sobre el asfalto y su ataúd a un costado, abierto de par en par.

La lúgubre escena, que aterrorizó a varias de las personas que circulaban por la zona, fue consecuencia de un accidente que ocurrió cerca de las 13.30 de este domingo en la mencionada localidad ubicada a unos 30 kilómetros de la capital provincial.

Según las primeras versiones, todo pasó cuando el coche fúnebre que trasladaba al muerto desde la ciudad de Plottier hasta la de Picún Leufú realizó una maniobra brusca que generó que el féretro se desprendiera de los agarres que le habían colocado y empujara la puerta trasera del vehículo, que funciona con un sistema neumático.

ataúd

Por esa razón, el cajón terminó saliendo despedido del rodado e impactó contra el asfalto, se abrió y el cuerpo del difunto que estaba en su interior terminó tendido en plena calle, para el asombro de los conductores que pasaban por el lugar.

Inmediatamente, uno de los testigos del lamentable suceso llamó al 911 y a los pocos minutos llegaron algunos policías que cortaron el tránsito y volvieron a colocar al difunto dentro del ataúd.

Las imágenes del cajón abierto en plena calle y de los policías resguardando la escena circularon por las redes sociales durante todo el día y cientos de usuarios quedaron horrorizados por lo que había pasado.

Por su parte, la Cooperativa de Servicios Públicos de Plottier (Coope), entidad que estuvo a cargo del traslado, se comunicó con los familiares de la persona fallecida para pedirles perdón por lo ocurrido y explicaron que todo fue causa del deterioro de la calzada en ese tramo de la ruta, según publicó el diario La Mañana de Neuquén.

“Fue un accidente. Dado al estado del camino y un badén, el propio ataúd provocó que se desprendiera y el peso hizo que se abrieran la puerta neumática de la ambulancia”, detalló el área de prensa de la Coope. Según el mencionado medio, las autoridades de la empresa aseguraron que estaban “muy apenadas por la familia y el personal, que en más de 6 años de servicio jamás pasó por algo como esto”.

“Los chicos que hicieron el traslado están conmovidos. Desde el presidente hasta el último empleado de la Cooperativa estamos dolidos por lo que sucedió”, agregaron.

Además, remarcaron que el cuerpo del difunto estaba totalmente protegido: “Trabajamos bajo un estricto protocolo, por lo que todos los cadáveres se envuelven en nylon y se toman recaudos para evitar cualquier inconveniente”, señalaron.

En enero del año pasado, otro coche fúnebre perdió el ataúd en el que transportaba los restos mortales de una persona, pero en este caso pasó cuando circulaba por la ciudad bonaerense de San Antonio de Padua, en el partido de Merlo.

El hecho sucedió a metros de una estación de servicio que está ubicada en la intersección de avenida Rivadavia y Almirante Brown. Un testigo registró la insólita escena con la cámara de su teléfono celular y la filmación, que dura alrededor de un minuto y medio, también se viralizó en las redes.

En las imágenes se observa a empleados de la estación de servicio y a los vehículos que pasan por allí desorientados. Finalmente, efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires que se encontraban en la zona, se acercaron al conductor para ayudarlo a subir el cajón a la carroza y de ese modo que pueda continuar con su camino.

Conecta con Enfoque Now en todas nuestras Redes Sociales:

Encuentra más notas como esta aquí: MUNDO

Sigue leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement